Marca venezolana EPK se desmarca de controversia por cierre de tiendas ‘Epeka’ de Tcherassi en Colombia

La marca colombiana “Epeka”, propiedad de Samuel Tcherassi, inició el cierre de sus tiendas en ese país este mes de enero. Ante la noticia, la cadena “EPK”, fundada en Venezuela en el año 2000, aclara nuevamente tener plenos derechos del uso de la marca en Colombia y manifestó su voluntad de abrir sus tiendas en el hermano país, una vez sea resuelto el caso, sin que la marca EPK y sus prendas de vestir puedan ser confundidas y/o relacionadas dentro de los distintos procesos judiciales que Tcherassi atraviesa.
EPK
Foto: Cortesía.

A finales del mes de enero, medios colombianos reseñaron el inicio del cese de las operaciones comerciales y cierre de tiendas de la marca Epeka, propiedad del empresario Samuel Tcherassi, tras años de disputa legal contra los fundadores de la marca venezolana EPK por los derechos de uso de marca en Colombia.

Reseñó el diario La República:  “La marca venezolana de ropa para niños, EPK, y que luego empezó a aparecer en los corredores comerciales como Epeka, finalmente cerró sus puertas. Actualmente, en Bogotá, en los cinco centros comerciales como El Retiro, o Gran Estación, confirmaron su salida; su web existe pero dejó de despachar pedidos.”

Ante la noticia, la marca venezolana EPK aclaró a través de un comunicado dirigido a la prensa colombiana no tener vínculo con la marca Epeka y reiteró que Bridgewood Capital (consorcio venezolano) ha sido, es y seguirá siendo el titular legítimo y exclusivo de la marca EPK en Colombia, derecho que le fuera reconocido y ratificado por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio, a pesar de los intentos fallidos del señor Samuel Tcherassi por buscar su cancelación.

En el comunicado, Bridgewood Capital advierte: Bajo el Ordenamiento Jurídico vigente, cualquier uso que se haga de la marca EPK o de una expresión similar en el mercado colombiano por parte de un tercero, es ilegal y perseguible a través de las acciones judiciales dispuestas para el efecto. Ejemplo de lo anterior son las medidas cautelares decretadas por la SIC las cual están vigentes.

A la controversia alrededor de la marca del colombiano Samuel Tcherassi, se sumó en diciembre de 2023 una ola de denuncias de trabajadores de Epeka, reseñada en el diario El Tiempo, por incumplimiento del pago de sus indemnizaciones y prestaciones sociales, así como de clientes que han tenido múltiples quejas en redes sociales por irregularidades en el cobro y entrega de sus pedidos, caso ante el cual la marca venezolana EPK también se pronunció aclarando no tener vínculo alguno.

La marca venezolana EPK, representada por el grupo Bridgewood Capital, cumple este año 24 años en el mercado latinoamericano con decenas de tiendas en la región y proyección de seguir creciendo con nuevas sucursales en Venezuela y en el continente este 2024.

Previous Article

Comando Sur de USA se instala en el Esequibo con "programas de asistencia humanitaria"

Next Article
Bolívares y dólares

Estiman que "alguno de los bonos pase a ser completamente salario" en Venezuela

Related Posts