ONU alerta sobre supuestas ejecuciones a civiles y restricciones a mujeres en Afganistán

Archivo.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, aseguró este martes que ha recibido denuncias sobre ejecuciones y restricciones a las mujeres en zonas de Afganistán bajo control talibán, lo que avivó el temor sobre lo que podría conllevar su régimen a una semana de la salida programada de las tropas estadounidenses. 

Bachelet instó al Consejo de Derechos Humanos a tomar “medidas firmes y audaces” para monitorear la situación de derechos humanos en Afganistán, donde el Talibán ha recuperado el poder en una rápida ofensiva. 

“En este momento crítico, la gente de Afganistán mira al Consejo de Derechos Humanos para defender y proteger sus derechos”, dijo. “Insto a este consejo a tomar medidas firmes y audaces, proporcionales a la gravedad de esta crisis, estableciendo un mecanismo dedicado a vigilar de cerca la evolución de la situación de derechos humanos en Afganistán”.

Esto en referencia a la posibilidad de que el consejo designe una comisión o un enviado especial para investigar la crisis en Afganistán, refirió AP

Reporte de ejecuciones a civiles y exfuncionarios

Durante una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Afganistán, Bachelet citó reportes de ejecuciones a civiles y exfuncionarios que habían dejado de combatir, así como también el supuesto reclutamiento de niños y restricciones sobre los derechos de las mujeres y niñas. 

También hizo referencia a  casos de represión durante las protestas pacíficas que se han registrado en Afganistán en las últimas semanas. 

Sin embargo, Bachelet reiteró que los líderes talibanes han prometido respetar los derechos de las mujeres, niñas y minorías étnicas, y evitar represalias.

“Ahora depende por completo del Talibán convertir esos compromisos en realidad”, dijo. 

“Línea roja” 

Por otra parte, Bachelet dijo que la postura de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos hacia el régimen talibán dependerá de su compromiso de respetar los derechos humanos. 

“Una línea roja fundamental será el trato de los talibanes a las mujeres y las niñas y el respeto de sus derechos a la libertad, el movimiento libre, la educación, la autoexpresión y el empleo”, señaló.

Finalmente, resaltó la necesidad de que las niñas accedan a la educación secundaria y precisó que el gobierno afgano “debe seguir siendo inclusivo, con una participación significativa de mujeres de Afganistán”.

Los líderes talibanes han prometido restaurar la seguridad e intentado mostrar una imagen de moderación, pero muchos afganos son escépticos y se apresuran a salir del país, lo que ha provocado escenas de caos en el aeropuerto internacional de Kabul.

Entre tanto, las trágicas escenas del aeropuerto han conmocionado al mundo. Varios afganos corrieron hasta la pista de despegue la semana pasada, y algunos murieron tras aferrarse a un avión militar de transporte estadounidense cuando despegaba. Al menos siete personas murieron ese día, y otras siete fallecieron el domingo en una estampida de una multitud en pánico. 

La última vez que el Talibán gobernó Afganistán, fue a finales de la década de 1990, el grupo prácticamente confinó a las mujeres a sus hogares, prohibió la televisión y la música, cortó las manos a supuestos ladrones y celebró ejecuciones públicas.

Previous Article

La UIP decidirá "quién representará" a Venezuela en la reunión de Madrid

Next Article

Nuevo canciller venezolano revisa "temas fundamentales" con Rusia

Related Posts