La DEA considera un cambio radical: La marihuana, en camino a una nueva clasificación

Cannabis
Foto referencial: Picryl.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó el jueves una propuesta histórica para suavizar las restricciones sobre la marihuana, una normativa que, de ser aprobada, también permitiría ampliar la investigación sobre sus beneficios medicinales.

La propuesta, anunciada inicialmente en abril, reclasificaría el cannabis de una droga de la llamada lista uno a una de la lista tres. Las drogas de la lista uno, como la heroína, se consideran altamente adictivas y sin beneficios médicos, mientras que las drogas de la lista tres se consideran con un potencial moderado a bajo de dependencia física y psicológica.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) indicó que encontró “algún respaldo científico creíble para el uso de marihuana en el tratamiento del dolor crónico, la anorexia relacionada con una condición médica y las náuseas y vómitos”.

“Además, no se identificaron preocupaciones de seguridad en la revisión de la FDA que indicarían que el uso médico de la marihuana presenta riesgos de seguridad inaceptablemente altos”, afirma la propuesta.

El presidente Joe Biden, un demócrata que se postula para la reelección en noviembre, inició una revisión de la clasificación de la droga en 2022, cumpliendo una promesa de campaña que era importante para los miembros de tendencia izquierdista de su base política.

Actualmente, la droga se encuentra bajo la clase de la Administración de Control de Drogas (DEA) que incluye la heroína y el LSD. Sería trasladada a un grupo que contiene ketamina y Tylenol con codeína.

Estrechamiento de brecha

Reclasificar la marihuana representa un primer paso hacia el estrechamiento de la brecha entre las leyes estatales y federales sobre el cannabis. La droga es legal en alguna forma en casi 40 estados.

Si bien la reprogramación de la droga no la hace legal, abriría las puertas a más investigación y uso médico, ayudaría a conducir a penas criminales potencialmente más leves e incrementaría la inversión en el sector del cannabis.

En una nueva opinión legal hecha pública el jueves, la Oficina del Consejero Legal del Departamento de Justicia criticó el enfoque de larga data de la DEA sobre cómo determina si una droga tiene un uso médico aceptable, calificándolo de “imperativamente estrecho”.

La opinión también encontró que la DEA debería “otorgar una deferencia significativa” a las determinaciones científicas y médicas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS).

Según la propuesta, el secretario asistente de salud del HHS recomendó que la DEA debería colocar la marihuana en la lista tres en agosto de 2023.

Sin embargo, la DEA aún tiene que hacer su propia determinación.

Si la clasificación de la marihuana se suavizara a nivel federal, las empresas de cannabis podrían obtener beneficios significativos, como ser elegibles para cotizar en las principales bolsas de valores y deducciones fiscales más generosas.

Además, podrían enfrentar menos restricciones por parte de los bancos. Con la marihuana ilegal a nivel federal, la mayoría de los bancos estadounidenses no prestan servicios ni atienden a empresas de cannabis, lo que obliga a muchas a depender de transacciones en efectivo.

El público tendrá 60 días para enviar comentarios sobre la propuesta del Departamento de Justicia.

También se puede solicitar una audiencia pública sobre la propuesta.

Con información de Reuters.

Previous Article

Gobierno electo de Panamá inicia “contactos diplomáticos” para cerrar el Darién

Next Article

Presidente de Paraguay y asesor de Biden ratifican respaldo a la democracia en Venezuela

Related Posts