El mundo alcanza los 8.000 millones de personas

Foto referencial: PxHere.

La población mundial alcanzó este martes los 8.000 millones de personas, una cifra que el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, calificó como un “hito histórico para el desarrollo de la humanidad” a pesar de que el ritmo de crecimiento anual es el más lento desde los años 50 y de que las desigualdades siguen aumentando.

El informe de Perspectivas de la Población Mundial de la ONU sitúa a India como el país más poblado de cara a 2030 por delante de China e indica que la población mundial podría llegar a los 8.500 millones para 2030, una cifra que podría ascender a los 9.700 millones en 2050 y a 10.400 millones en 2080.

“Este año se alcanza un hito. (…) Esta es una ocasión para celebrar la diversidad y reconocer nuestra humanidad común mientras nos maravillamos con los avances en materia de salud, que han reducido drásticamente las tasas de mortalidad materna e infantil”, aseveró Guterres.

No obstante, expresó que se trata de un recordatorio de “la responsabilidad compartida de cuidar el planeta” y de la necesidad de reflexionar sobre “los compromisos que no se han cumplido”. En este sentido, recordó la importancia de hacer frente a crisis como la del coronavirus, la climática o los conflictos armados: “el mundo está en peligro”.

“Todavía vivimos en un mundo con desigualdad de género, donde se vulneran los derechos de las mujeres y se les niegan servicios básicos. Las complicaciones durante los embarazos y partos siguen siendo la principal causa de muerte de mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años”, lamentó.

“Centrarse en la gente”

En función de esto, defendió que si bien la cifra es un “hito numérico” es importante “centrarse en la gente” y resaltó que las políticas centradas en reducir la natalidad “no tendrán un gran impacto en el crecimiento poblacional a nivel mundial”.

Además, instó a “reducir el enorme abismo entre los que tienen mucho y quienes no tienen nada” dado que “nos dirigimos a un mundo lleno de tensiones y desconfianza, de crisis y conflictos”. “Los hechos hablan por sí mismos. Una serie de multimillonarios controla tanta riqueza como la mitad más pobre del mundo. El 1 por ciento más pudiente del mundo se embolsa una quinta parte de la renta mundial y los habitantes de los países más ricos tienen una esperanza de vida de hasta 30 años mayor que los pobres”, alertó

Así, hizo hincapié en el hecho de que “a medida que el mundo se ha ido enriqueciendo y ha ido prosperando durante las últimas décadas, las diferencias también han aumentado” y estipuló que se trata de “tendencias a largo plazo” que incluyen la “aceleración de la crisis climática y la disparidad en la recuperación frente a la pandemia”.

“Mientras las emisiones y las temperaturas sigan aumentando, nos dirigimos directamente a la catástrofe climática. Las inundaciones, las tormentas y las sequías están devastando países que apenas han contribuido al calentamiento global. La guerra en Ucrania se suma a las actuales crisis, (…) que afectan en mayor medida a las economías en desarrollo”, puntualizó.

Esperanza de vida

La esperanza de vida alcanzó los 72,8 años en 2019, una mejora de casi nueve años desde 1990. Se proyecta que las reducciones futuras de la mortalidad se traducirán en una longevidad mundial promedio de alrededor de 77,2 años de media para 2050.

Sin embargo, la ONU pide no perder de vista las grandes desigualdades entre países y regiones del mundo: en 2021, la esperanza de vida de los países menos desarrollados era 7 años menor que el promedio mundial.

La pandemia de coronavirus ha afectado a estos indicadores. En 2021, la esperanza de vida mundial cayó a los 71 años de media. A su vez, el covid-19 ha reducido la natalidad y la movilidad humana, así como la migración internacional.

Guterres, por su parte, instó a la comunidad internacional a “trabajar conjuntamente para lograr la igualdad y solidaridad para garantizar que el planeta suple las necesidades de las futuras generaciones” y pidió “proteger los Derechos Humanos y la capacidad de todos los individuos de tomar decisiones informadas sobre la decisión de tener hijos no”.

Previous Article

Flujo de inmigrantes irregulares cubanos sustituye al venezolano en USA

Next Article
Digitel lanza dos nuevas opciones de pago.

Digitel activó la primera eSIM en Venezuela 

Related Posts