¿Tendría tiempo la oposición venezolana de prepararse para unas presidenciales adelantadas?

Foto: Plataforma Unitaria. – Archivo.

La cúpula del Gobierno venezolano deja correr la tesis de un posible adelanto de las elecciones presidenciales en Venezuela. De ser así, ¿tendría tiempo la oposición de prepararse para derrotar a Nicolás Maduro? Los expertos aseguran que sí.

Maduro, jefe de Estado venezolano desde 2013 y aspirante a la reelección, se refirió la semana pasada a rumores de que la votación para el máximo cargo público del país podría celebrarse antes de 2024, que es cuando está prevista.

En una aparición poco frecuente en un acto de calle del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Maduro aseguró que el chavismo está listo para ganar la votación cuando ocurra.

“¿Cuándo es que hay elecciones? Héctor Rodríguez (gobernador de Miranda, uno de sus aliados más cercanos) es travieso, me pregunta cuándo, si en 2024 o antes. Lo cierto es que nosotros estamos preparados para, cuando haya elecciones, salir a una gran victoria popular, revolucionaria, cuando sea, donde sea y como sea”, expresó Maduro.

La oposición ha puesto todas sus fichas en una negociación facilitada por Noruega, un proceso congelado desde hace un año, para acordar mejores condiciones electorales de cara a las presidenciales del 2024, cuando vence, en teoría, el mandato de Maduro.

Se trata de una elección “que nos deben”, suele decir Juan Guaidó, presidente opositor del Parlamento de 2015.

“En cualquer momento” de 2024 o a finales de 2023

La oposición anunció el domingo la aprobación de un reglamento para su votación primaria, que se celebrará en 2023 para elegir al candidato unitario que enfrentará a Maduro. La oposición está a punto de escoger a la comisión de miembros de la sociedad civil que organizarán el proceso, mientras apenas se conoce un puñado de candidatos para esa elección.

La legislación venezolana no contempla una fecha específica para cada votación, sino cada cuántos años deben ocurrir esas elecciones según los cargos a escoger, explicó Félix Seijas Jr., analista y experto en campañas políticas y director de la firma consultora Delphos.

Para Seijas Jr., el comentario de Maduro es “una amenaza con más signos de realidad que de falsedad”.

En 2018, la elección presidencial se adelantó a mayo, si bien los procesos para la máxima magistratura pública en Venezuela solían celebrarse a fin de año, resaltó el experto.

“Las presidenciales pueden ser en cualquier momento en 2024 e, incluso, a finales de 2023. No hay nada con fuerza que se lo impida” al chavismo, comentó a la Voz de América.

Seijas Jr. considera que Maduro y sus consejeros apostarán por una fecha que les convenga. “Si se siente muy amenazado, con una oposición que se ha organizado bien y que está preparada, seguramente lo va a posponer lo más lejos posible; si la oposición se encuentra todavía desorganizada, la adelanta y, como en 2018, la agarrará en una posición incómoda”, sentenció.

Todavía hay tiempo

La política global vive tiempos muy distintos a los anteriores, advierte el politólogo venezolano Piero Trepiccione. Este año, por ejemplo, las tecnologías y la viralización de contenidos en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea pueden llevar a la cúspide a un candidato político en cuestión de meses, apunta.

Aquel tiempo en que, para ganar una elección, necesitabas (prepararte) 3 o 4 años antes, ya ha pasado. Por las características impuestas por las nuevas tecnologías de la comunicación, puedes presentar una campaña presidencial incluso dos o tres meses antes de la elección y tener relativo éxito o éxito completo”, aseguró en entrevista con la Voz de América.

La oposición venezolana debe invertir sus días en lograr “una unidad afectiva, más que burocrática”, entre los variopintos partidos que la integran, dijo. La Plataforma Unitaria es un bloque donde confluyen decenas de organizaciones de amplio espectro ideológico.

El reto está en superar una elección, cuandoquiera que se celebre, con “mucha voluntad y estrategia política”, observa Trepiccione, miembro del centro de pensamiento Gumilla.

En breve, la oposición espera anunciar la fecha de sus primarias. Extraoficialmente se habla de mediados del próximo año, por lo que un eventual adelanto de elecciones presidenciales para finales de 2023, por ejemplo, se antojaría como un reto mayor.

“Maduro va a tratar, y no es la primera vez, de mover las informaciones, las contrainformaciones, la sorpresa, para jugar a la división. Ahí radica su éxito. Sus posibilidades de ganar pasan por dividir al mundo opositor”, dijo Trepiccione.

Seijas Jr. coincide en advertir que “todavía hay tiempo” para que la oposición engrase su maquinaria electoral y enfrente a Maduro en una óptima posición estratégica.

Unas primarias muy adelantadas o retrasadas son perjudiciales. Ese tiempo hay que estudiarlo bien. Ya dejarlas para después (de junio) pudiese llegar a ser tarde. Entonces, sí hay tiempo todavía, bastante oportunidad (para organizarse) de cara a las presidenciales. Solo que depende de la capacidad de la oposición de organizarse y tomar decisiones”, agregó.

Con información de VOA.

Previous Article
Venezuela "volvería a tener un nivel similar" a 2013 con este crédito del FMI.

Bloomberg: Venezuela pide al FMI que reconozca al Gobierno de Maduro

Next Article

Panamá: migrantes que cruzan el Darién superan cifra récord de 150.000 este año

Related Posts