Rusia incumple el pago de su deuda soberana por primera vez en más de un siglo

Ministerio de Finanzas de Rusia. / Foto: Gobierno de Rusia.

El gobierno ruso ha dejado de pagar su deuda soberana por primera vez en más de un siglo, según S&P Global, la firma de calificación que rastrea la solvencia de los gobiernos y las principales empresas de todo el mundo.

La noticia llega días después de que el gobierno ruso, al no poder acceder a las reservas de dólares estadounidenses en bancos extranjeros, hiciera un pago el 4 de abril de 649 millones de dólares (USD) en rublos rusos (RUB).

El incumplimiento de Rusia de realizar los pagos a sus tenedores de bonos fue el resultado de las diversas sanciones que se han implementado para castigar al Gobierno por su invasión a Ucrania. La semana pasada, el día en que vencían los pagos, el Tesoro de Estados Unidos anunció que reforzaría las restricciones sobre los activos de reserva de divisas de Rusia en bancos estadounidenses.

A pesar de las sanciones impuestas en los días posteriores al 24 de febrero, cuando Rusia inició el conflicto en Ucrania, se permitió a los bancos estadounidenses procesar ciertos pagos del Gobierno ruso, incluidos los de los tenedores de bonos.

Como resultado del cambio de posición del Tesoro, JPMorgan Chase, el banco donde Rusia tiene grandes depósitos de dólares estadounidenses, no pudo procesar el pago que vencía el 4 de abril.

Rublos sin sustituto

La medida de Estados Unidos dejó a Rusia la opción de pagar a sus tenedores de bonos utilizando moneda fuerte en poder del banco central del país. Pero ese mismo día, Rusia transfirió lo que dijo que era una cantidad equivalente de rublos rusos a cuentas abiertas para tenedores de bonos de “naciones hostiles” y declaró que los pagos se habían realizado en su totalidad.

El lunes, S&P Global confirmó que la transferencia de rublos no constituía un pago de la deuda de Rusia porque el contrato requería específicamente que el pago se hiciera en dólares.

Técnicamente, hay un período de gracia de 30 días, que le da a Rusia hasta principios de mayo para realizar el pago y evitar el incumplimiento. Sin embargo, S&P Global dijo en un comunicado que no espera que el país pueda realizar el pago en absoluto.

“Es probable que las sanciones a Rusia se incrementen aún más en las próximas semanas, lo que dificulta la disposición y las capacidades técnicas de Rusia para cumplir con los términos y condiciones de sus obligaciones con los tenedores de deuda extranjera”, dijo la compañía.

Rusia protesta

En una entrevista con el periódico pro-Kremlin Izvestia publicada el lunes, el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, describió el incumplimiento como artificial porque Rusia tiene los medios para realizar sus pagos, pero se le impide hacerlo.

“Rusia intentó de buena fe pagar a los acreedores externos”, dijo al periódico. “Sin embargo, la política deliberada de los países occidentales es crear artificialmente un incumplimiento hecho por el hombre por todos los medios”.

Siluanov dijo que el Kremlin emprenderá acciones legales en un esfuerzo por revertir los efectos del incumplimiento.

Por supuesto que demandaremos, porque hemos tomado todas las medidas necesarias para garantizar que los inversores reciban sus pagos”, dijo. Sin embargo, pronosticó que el proceso sería largo y difícil.

Circunstancias poco comunes

Si bien los incumplimientos soberanos no son desconocidos, las circunstancias en torno a la falta de Rusia de realizar sus pagos denominados en dólares son algo inusuales, dijo Anna Gelpern, profesora de derecho en la Universidad de Georgetown y miembro del Instituto Peterson de Economía Internacional.

En el pasado, las sanciones han tenido como resultado que los países incumplan, generalmente porque contribuyen a la destrucción económica de los países sujetos a ellas, privándolos del dinero que necesitan para realizar los pagos. A Rusia no le falta dinero en efectivo, dadas sus grandes reservas de divisas y su continua recepción de ingresos por la venta de petróleo y gas natural.

“No es usual que el sistema de pago sea un punto de presión”, dijo Gelpern a la VOA. “Es inusual porque el punto de presión no es económico o financiero sino político”.

Un poco de ‘teatro’

“En cierto modo, todo es teatro, ¿verdad?”. Nicolas Veron, miembro senior de Bruegel, el grupo de expertos económicos con sede en Bruselas, le dijo a la VOA.

“No hay un motor económico para esto. Es completamente político, dependiendo de lo que Estados Unidos permita o no, con la excepción de que Rusia no tiene interés en sacar del país sus cantidades limitadas de divisas”, dijo Veron.

Señaló que, como cuestión práctica, el incumplimiento cambiará poco para Rusia en el corto plazo.

“La ecuación fundamental de Rusia en este momento es que tienen un superávit en cuenta corriente, debido a todo el petróleo y el gas que venden y los altos precios de los mismos”, dijo Veron. “Obtienen más dinero del resto del mundo del que tienen para gastar allí, especialmente porque la economía se está derrumbando y, por lo tanto, las importaciones están bajando y no subiendo”.

Impacto futuro probablemente pequeño

Para la mayoría de los países, un incumplimiento de pago de la deuda soberana podría desencadenar una cascada de calamidades financieras, sobre todo haciendo extremadamente difícil obtener préstamos en buenas condiciones en el futuro. Pero según Gelpern, Rusia se ha dañado a sí misma hasta el punto en que las decisiones normales sobre la solvencia no estarán en la mente de los inversores en el futuro.

“En los mercados, librar una guerra genocida y ser sancionado parece ser algo distinto del tipo de cosas que pensamos que afectan su reputación en el mercado para pagar sus deudas”, dijo. “Entonces, en la medida en que este episodio revele algo, les dice a los inversores… que no pueden contar con que Rusia sea un miembro con buena reputación del sistema económico global, a los ojos de los gobiernos que tienen el poder dentro de ese sistema”.

Además, señaló que la brutalidad del asalto a Ucrania y su gente prácticamente garantiza que la Federación Rusa será objeto de una gran cantidad de demandas judiciales en los próximos años, y que probablemente inmovilizarán los activos de la Federación Rusa que quedaron varados en el extranjero después de que las sanciones comenzaron a afianzarse.

“Hay tantas ollas diferentes de activos esparcidas por el mundo”, dijo Gelpern, “porque evidentemente no estaban preparados para la amplitud de las sanciones”.

Con información de VOA.

Previous Article

Gobierno venezolano paga un nuevo bono por Semana Santa

Next Article
Depositan en Venezuela el nuevo bono '3R.Nets'

Plataforma Patria tendrá nuevas restricciones para garantizar la seguridad de sus usuarios

Related Posts