Guyana insiste en el Laudo de París y dice que quiere una solución pacífica

Centro de Georgetown. Archivo.

El Gobierno de Guyana aprovechó el 122 aniversario del Laudo Arbitral de París para reiterar la necesidad de una resolución pacífica a su disputa fronteriza con Venezuela.

El Ministerio de Exteriores y Cooperación Internacional de Guyana recurrió a un comunicado para insistir en la idea de evitar la confrontación para solucionar el diferendo territorial con Venezuela por la región del Esequibo, en cuyas aguas adyacentes se han encontrado reservas de petróleo.

El Laudo Arbitral de París de 1899 fue la sentencia emitida por un tribunal, creado según lo establecido en el Tratado Arbitral de Washington de 1897, en el cual Estados Unidos, en representación de Venezuela, y el Reino Unido acordaron someter a arbitraje internacional su disputa fronteriza. El mismo es considerado írrito y nulo por Venezuela.

El comunicado sostiene que Venezuela y Gran Bretaña se comprometieron en ese tratado a considerar los resultados de las actuaciones del Tribunal de Arbitraje como “una solución completa, perfecta y definitiva de todas las cuestiones remitidas”, aunque no hace mención a que Venezuela no reconoce dicho laudo.

El comunicado destaca, con motivo de la conmemoración del Laudo Arbitral la publicación de un folleto titulado Ambición imperial: la amenaza de Venezuela para Guyana, que describe todos los esfuerzos de Caracas para retomar el territorio del Esequibo.

“Tergiversaciones” de Georgetown

El mes pasado, Venezuela reiteró su llamada a discusiones directas con Guyana sobre la disputa fronteriza entre los dos países, además de describir como “tergiversaciones” el relato de Georgetown sobre la disputa.

El Reino Unido y Venezuela firmaron en 1966, justo antes de la independencia de Guyana, el Acuerdo de Ginebra, que en un principio sentó las bases para resolver la controversia, pero las negociaciones se extendieron durante más de dos décadas sin resultados.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictaminó el 18 de diciembre de 2020 que tiene jurisdicción para pronunciarse sobre el caso presentado por Guyana en relación con la validez del Laudo Arbitral de 1899.

Caracas ha estado pidiendo a Georgetown desde hace tiempo que abandone la vía de la CIJ, además de acusar a las compañías petroleras que exploran la costa de Guyana de entorpecer un acuerdo entre ambos países.

Previous Article

Al menos 330.000 menores fueron víctima de abuso sexual dentro de la Iglesia francesa

Next Article
gasolina

Fedeagro denuncia que las mafias organizadas revenden el diésel a los productores

Related Posts