Nominado por Biden para el Hemisferio Occidental pide “mantener la presión” en Venezuela

El nominado por el presidente Biden como subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo este miércoles en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que Estados Unidos debe mantener las presiones económicas sobre el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

“Creo que tenemos que mantener la presión económica para negociar con un gobierno que ha demostrado que va a utilizar tácticas dilatorias para evitar el avance hacia elecciones libres y justas”, dijo Nichols en su exposición inicial en una sesión presidida por el representante demócrata por Nueva Jersey, Bob Menendez.

El embajador Nichols es un diplomático de carrera que inició sus servicios como máximo representante de EE. UU. en Perú en 1989 y ha servido además en otros cargos en Colombia, El Salvador y México.

Nichols apuesta por la cautela a la hora de tratar las relaciones bilaterales con Venezuela y recalcó que la presión a Maduro, según dijo, tampoco ha permitido liberar a los presos políticos o “una prensa libre”.

En la ronda de preguntas fue cuestionado sobre si la reciente instauración de un nuevo Consejo Nacional Electoral en Venezuela y las rondas de conversaciones que el presidente Maduro ha sostenido con sectores de la oposición no serían un camino para que EE. UU. alivie un poco más el sufrimiento de Venezuela. Nichols explicó que la administración Biden mantiene las relaciones con Venezuela “bajo revisión”.

Sin embargo, dijo creer que Estados Unidos cuenta con “una gran ventaja al tratar con Venezuela” pues “hay una amplia coalición multilateral que trabaja para promover la democracia” en ese país. Por tanto, sentenció: “Es algo que debemos aprovechar de manera agresiva para impulsar al régimen de Maduro hacia unas elecciones libres y justas”.

En ese sentido, Nichols urgió a los legisladores a “apoyar al pueblo venezolano, tanto a nivel político en forma de líderes opositores -como el presidente interino, [Juan] Guaidó-, además de presionar por asistencia humanitaria y asegurar que el pueblo de Venezuela tenga acceso a la ayuda que necesita”.

Sobre la pregunta respecto a los intercambios de diésel, que han ayudado a paliar en parte la dura situación económica de los venezolanos, Nichols aseguró tener información de que “hay suficiente capacidad de diésel dentro de Venezuela al menos durante los próximos seis meses más o menos” y recalcó que EE. UU. debe de estar atento. “Y si vemos que hay un problema ahí para el pueblo venezolano, creo que es algo a tener en cuenta”.

También apoyó la iniciativa de una coalición internacional, basada en los socios de EE. UU. en la región, pero insistió en que “los protagonistas de esto deben ser el pueblo venezolano y la oposición venezolana liderada por el presidente interino Guaidó”.

Inmigración y el estado de la región

NIchols dijo ser consciente del reto para EE. UU. que representa que China, Rusia, Irán y Turquía mantengan esfuerzos por estar del lado de Maduro en cuanto “al régimen de sanciones que existe”.

Sobre la influencia de potencias como Rusia y China, sostuvo que “aquellos que deseamos ver la democracia en Venezuela, debemos desafiar agresivamente esas acciones y trabajar para garantizar que las ganancias de sus actividades criminales no se devuelven al régimen”.

El embajador Nichols también se refirió a la situación que Estados Unidos enfrenta actualmente con la llegada incesante de miles de inmigrantes irregulares por la frontera sur, un tema que será primordial en caso de asumir el puesto.

“La situación en Centroamérica exige nuestra atención urgente e incansables esfuerzos para promover la democracia, la prosperidad y la seguridad, abordando las causas fundamentales de la migración irregular”, aseguró.

Sobre la reciente destitución de los jueces del Tribunal Supremo en El Salvador, y de la que el presidente Nayib Bukele ha respondido constantemente que se trata de un un acto totalmente constitucional, Nichols dijo que “no basta con ganar un cargo democráticamente, o ganar elecciones democráticamente”.

Nichols declaró: “Nuestros amigos y rivales deben respetar el Estado de derecho y gobernar democráticamente. Necesitamos hacerles responsables cuando no lo hagan. El Salvador es un país que ha sido un aliado desde hace mucho tiempo”, dijo al comentar que sirvió en ese país en la década de 1990.

VOA.

Previous Article
Despositan un nuevo bono a través del "Carnet de la Patria" en Venezuela.

Gobierno venezolano deposita el bono "100% Escolaridad" de mayo

Next Article

Iván Duque designa a su vicepresidenta como nueva canciller de Colombia

Related Posts