Síguenos
Twitter Feed
2K Following
198K Followers
🔴 #URGENTE Padrino López: "No toleraremos grupos armados al margen de la ley en el territorio venezolano. Liberen a los patriotas".
16 minutes ago
🔴 #URGENTE Padrino López afirma que se agotarán "todas las vías" para la liberación de los soldados venezolanos sec… https://t.co/B6W4int2dG
16 minutes ago
🔴 #URGENTE Padrino López reconoce el "infame secuestro" de soldados venezolanos por parte de grupos irregulares col… https://t.co/wgUVxNqWM0
16 minutes ago

España está entre Maduro y Guaidó, pero puede dar un giro de timón

Desde el famoso “¿por qué no te callas?” del ahora rey emérito Juan Carlos I al expresidente Hugo Chávez, pasando por las acusaciones de “racista” de Nicolás Maduro al expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy, hasta las últimas advertencias del actual presidente venezolano de revisar los lazos con la madre patria, las relaciones diplomáticas entre España y Venezuela durante la era del chavismo se han caracterizado por constantes altibajos.

A juicio de expertos, las tensiones se deben a que el país europeo no tiene una posición clara ante la comunidad internacional respecto a la histórica crisis venezolana.

Una de las últimas acciones de España que desató el enfado en Caracas fue la visita de la Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Arancha González Laya, a la frontera colombo-venezolana para conocer de cerca la realidad de los migrantes y refugiados venezolanos.

“¡Ya basta! Vamos a revisar a fondo toda relación con España a todo nivel. Ya basta de agresiones. Se lo advertimos al gobierno de España a tiempo”, declaró el presidente Maduro tras conocer la noticia.

González Laya, conocida por ser más diplomática en sus palabras y acciones, respondió pidiendo respeto: “No tengo absolutamente ninguna interpretación que hacer sobre sus declaraciones”, afirmó en declaraciones  a la agencia de prensa española EFE. Sin embargo, las aguas entre ambas naciones parecieron calmarse tras la posterior reunión de la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Iberoamérica y el Caribe, Cristina Gallach, con el gobierno venezolano.

Otros eventos que desataron el malestar del oficialismo en el pasado fueron la acogida del presidente español Pedro Sánchez al opositor Leopoldo López, o el hecho que Madrid sustituyera al antiguo embajador español en Venezuela, Jesús Silva, por un encargado de negocios, lo que redujo la presencia diplomática española en el país.

Por otro lado, analistas consideran que una de las acciones del gobierno español que levantó ampollas en las filas opositoras fue cuando el presidente Pedro Sánchez no recibió a Juan Guaidó durante su gira europea, sino que lo acogió la canciller González Laya.

A este hecho se le sumó el polémico encuentro de la vicepresidenta Delcy Rodríguez con el Ministro de Transportes español, José Luís Ábalos, en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, conocido como el “Delcygate”. Se trata de un territorio en el que la número dos de Maduro tiene la entrada prohibida, ya que a causa de las sanciones europeas, no puede transitar ni volar en el espacio Schengen. Tras el polémico episodio, el gobierno español ha dado distintas versiones de los hechos.

Relaciones diplomáticas “frágiles”

Expertos consultados por la Voz de América consideran que actualmente las relaciones entre ambos países son frágiles. “Hay poco avances, pero tampoco hay retrocesos”, comenta Salvador Martí, catedrático de Ciencia Política en la Universidad de Girona y miembro del Colegio de Profesionales de Ciencia Política y Sociología de Cataluña.

Por otro lado, el escritor e historiador Pedro Benítez añade “lo que marca esta relación es la naturaleza del régimen chavista, un régimen con el que es muy difícil hablar”.

Expertos indican que en el gobierno español, formado por una alianza entre el Partido Socialista (PSOE) y Unidas-Podemos existen diferentes visiones respecto la cuestión venezolana. Si bien el ejecutivo ha mostrado su apoyo a la oposición del país caribeño en reiteradas ocasiones, la rama del gobierno formado por la coalición Unidas-Podemos tendría una ideología más afín al chavismo.

“Lo que ocurre en el caso particular de España, es que tenemos un factor perturbador en esta relación, que es la presencia de Podemos, que encabezan los señores Monedero e Iglesias, por la relación tan estrecha desde hace muchos años que tuvieron ya en la época del expresidente Chávez y a lo largo del gobierno de Nicolás Maduro”, destaca Benítez.

Es por ello que, a juicio de profesionales, España no muestra una posición definida respecto a la cuestión venezolana ante la comunidad internacional. “No es habitual ver en un mismo gobierno como en un Ministerio se dice una cosa y desde el otro se dice la contraria. Es evidente que la mirada política hacia Maduro es distinta desde Podemos que desde el Partido Socialista; pero hay que pedir que el gobierno de España actúe como Estado, se deje de trifulcas políticas internas y hable con una sola voz”, dice Susana Beltrán, profesora de Derecho Internacional en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Mientras, el vicepresidente español Pablo Iglesias, también secretario del partido Podemos, anunció su salida del gobierno para presentarse a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Es por ello que los expertos se preguntan si con su renuncia, España podría dar un giro de timón en su rumbo de acción en Venezuela.

Por otro lado, el analista Salvador Martí apunta a que España no ha cumplido ni con las expectativas que tenía Maduro ni con las de la oposición. “Maduro pensaba que con la llegada de Borrell y la llegada del nuevo gobierno de coalición de izquierdas, la situación internacional de Venezuela mejoraría sustantivamente y no ha acontecido. Por el otro lado, la oposición pensaba que España podría tener o continuar teniendo un liderazgo a la hora de ayudarles”.

Sin embargo, tanto los opositores como el oficialismo siguen apostando su esfuerzo al establecimiento de relaciones diplomáticas sólidas y positivas con “la madre patria”. “Ratificamos nuestra intención de la necesidad de una solución al conflicto y el apoyo que queremos y aspiramos por supuesto del Reino de España”, comentó recientemente en rueda de prensa el líder opositor Juan Guaidó.

Mientras, a través de un comunicado, la cancillería venezolana hacía referencia al encuentro del canciller Jorge Arreaza con la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, Cristina Gallach. 

“El encuentro fue propicio para que los diplomáticos reconocieran su condición de Estados soberanos, libres e independientes; y revisarán las relaciones bilaterales apuntando a recuperar el nivel de cooperación”, indicó el texto.

Con información de VOA.

Previous Article

Sudeban da 120 días a un plan de recuperación del BOD

Next Article

La sobria y militar despedida de Felipe de Edimburgo

Related Posts